viernes, 26 de febrero de 2016

Pensamientos

Llevo mucho tiempo sin pasarme por mi web y  cuando me dicen que escriba algo suelo responder que no tengo nada nuevo que contar. En estos últimos meses la verdad es que he estado más centrada en el nuevo equipo y en entrenar con ellos que en mis propios entrenamientos, seguramente no haya sido la mejor opción para mi rendimiento pero la ilusión y las ganas que contagian todas las personas que están empezando a engancharse a este deporte te hacen recordar y darte cuenta de por qué amas tanto el deporte y de por qué lo escogiste como forma de vida cuando se te han cruzado muchos otros caminos en tu vida y finalmente siempre has vuelto a escoger el camino correcto que te vuelve a llevar hasta él.

 Una de las cosas que más  me llena es enseñar y transmitir a la gente lo que me ha dado el triatlón y habrá gente que nos llame locos pero pienso que sin deporte no se puede ser feliz.
A veces después de tantos años haciendo lo mismo es difícil mantener esas ganas y esa ilusión intactas cada día y hay muchos días en los que cuesta tirarse a la piscina o salir a la carretera a sufrir pero entonces es cuando recuerdas todo lo que te da el deporte y sobre todo recuerdas lo bien que hace que te sientas y que no puedas vivir sin ello.


Soy de las que piensa que nada o casi nada es para siempre, que pocas cosas  y personas son  imprescindibles, que me adaptaría casi seguro a cualquier situación, pienso que  las amistades cambian, las parejas van y vienen, las modas son pasajeras, las mejores noches de tu vida solo duran eso, una noche; los mayores placeres duran segundos mientras que los malos momentos parecen durar toda una eternidad, las personas y las situaciones cambian, al igual que las estaciones pero el bienestar que te hace sentir el salir a entrenar no lo cambio por nada del mundo  porque siempre está ahí para hacer que un día malo se convierta en bueno o para hacerte compañía en los peores días o momentos cuando parece que el resto del mundo ha desaparecido. Música a todo volumen, sentir el viento  en la cara y correr sin pensar en nada en soledad son de las cosas que más me gustan en el mundo y sin las que no podría vivir.





Y volviendo al presente estoy deseando que llegue la época de empezar a competir,  de buen tiempo, de días largos de luz para poder correr por los bosques de Vitoria. Después de muchas dudas sobre lo que quiero hacer esta temporada he decidido dejar los duatlones de lado y centrarme en entrenar para las pruebas de media y larga distancia. Tengo ganas de volver a sentir que estoy entrenando de verdad y sentirme como a mi me gusta, yo misma.





miércoles, 18 de noviembre de 2015

Varios cambios de cara al 2016

"Nadie quiere desorganizar su mundo. Por eso, mucha gente consigue controlar esta amenaza y es capaz de mantener en pie una estructura que ya está podrida. Son los ingenieros de las cosas superadas. Once minutos, Paulo Coelho."
 
 
 
 
Y es que la entrada de hoy va de cambios. El primer cambio grande es que dejo lo que ha sido mi equipo los tres últimos años y el que creé junto a Jose Almagro con todas mis ganas en el  año 2012. Mucho ha sido el trabajo que hemos hecho todos en 3Style y muchos han sido los grandes momentos que he vivido con vosotros y estoy segura de que 3style seguirá siendo un gran equipo porque tenéis a dos pedazo de profesionales como son Alejandro Zaragoza y Jose Almagro dirigiendo los entrenamientos y las gestiones del club. Gracias chicos por estos maravilloso 3 años, siempre vais a ser parte de mi.  Nos veremos pronto seguro...



 
 
 
Y cerrando este capítulo abro otro y es la nueva creación de otro club en Vitoria bajo el nombre de Aloha Triathlon. Llevaba mucho tiempo queriendo hacer un proyecto en mi ciudad y ahora es una realidad gracias a un pedazo de grupo de compañeros que me han hecho volver a disfrutar del deporte y recuperar las ganas y la ilusión por el triatlón y por supuesto a los patrocinadores y colaboradores que han confiado en este proyecto. Día a día iremos poniendo novedades del Aloha Triathlon en nuestras redes sociales:
 
Twitter: aloha_triathlon
Instagram: aloha_triathlon
Facebook: Aloha Triathlon
 
 
 
 
 
 
Otro de los cambios de cara al 2016 es que dejo de ser embajadora de Taymory. Tengo que agradecer sobre todo a Omar Tayara toda su ayuda y confianza durante todos estos años pero ha llegado el momento de cambiar y este año será Spiuk quién comparta conmigo esta nueva etapa.
 
 
 
 
 Los que si seguirán conmigo la próxima temporada serán Ciclos Boyer, Fuji, Spiuk, Speedsix, Bryton y Slowfit. Todos sabéis que el 2015 no ha sido el esperado pero todos habéis estado ahí para mandarme mensajes de ánimo cuando lo he necesitado... gracias Mario, Tino y Angel, Dani y Aitor, Fernando, Paco y Carlos por seguir conmigo, espero estar a vuestra altura este próximo 2016.
 
Y por último creo que este año también van a cambiar un poco mis objetivos respecto al calendario. Los últimos dos años he querido centrarme sobre todo en la media y la larga distancia pero la falta de tiempo que tengo ahora para entrenar y la experiencia de este 2015 me han hecho cambiar un poco la forma de enfocar los entrenamientos y la planificación así que el objetivo este invierno es estar fuerte a pie tanto en la media como en los crosses que correré con mi Club La Blanca, del que este año soy responsable de la parte de Deporte Femenino  y después llegar a tope a la temporada de duatlón en la que quiero correr todos los fin de semanas que pueda y terminarla en abril en el Cto de España en el que hace muchos años que no participo.
 
Después me centraré en la media distancia ya que no quiero perderme pruebas como Zarautz, mi favorita sin duda alguna y por supuesto estaré en la línea de salida de Vitoria aunque todavía no he decidido en que distancia, de momento voy día a día y paso a paso disfrutando de mi camino....
 
 
 
 
 
 

domingo, 11 de octubre de 2015

Disfrutando de correr :)

Hace poco más de un mes que escribí una entrada contando lo que había pasado por mi cabeza los últimos meses desde mi retirada en el Triathlon de Vitoria pero muchas cosas han cambiado desde entonces tanto en el ámbito personal como en el deportivo y he dado carpetazo a esa época negra que para mi ya es agua pasada.

En este último mes he recuperado la ilusión, las ganas y la alegría que siempre me ha aportado el deporte. Muchas razones y personas han sido las culpables y esta vez en el  buen sentido de la palabra, de mi cambio de actitud. Quiero dar las gracias a una persona en especial que me ha ayudado muchísimo en este último mes y esta foto va por ti, gracias Garazi Korta por estar siempre ahí  ;)





También quiero dar las gracias  a mi grupo del BAKH, gracias por los buenos momentos que me habéis hecho pasar en las últimas carreras y por la  buena compañía en los entrenos, sufrir con gente como vosotros y entre risas siempre es más fácil. 

 Estoy muy contenta y muy orgullosa de este grupo, de como empezamos y de cuántos somos ahora y sobre todo de ver el buen ambiente que se ha creado y de lo que mejora la gente día a día.   Gracias Aitor por acompañarme en las dos últimas pruebas y ayudarme a bajar de esos 40 minutos que tantas ganas les tenía hace ya mucho tiempo ;)






Y por último os dejo un resumen de las pruebas en las que he participado en el último mes.



1º puesto Ponle Freno Vitoria






1º puesto junto a Alvaro Verdugo Kros Mixto IKA








2º puesto 10km de La Rioja Alavesa





1º puesto 10km Ciudad de Miranda







5º puesto hoy en los 10km de Las Tres Playas de Donosti con mejor marca personal en 10km








No quiero despedirme sin dar por último las gracias, ya que hoy es día de agradecimientos a Carlos Sebastián y a SLOWfit por su ayuda, siempre cuidándome en todos los aspectos y también a esas personas que estáis siempre pendientes de mi, apoyándome y animándome :)






 Seguimos sumando, con ganas de seguir disfrutando de hacer lo que me gusta y me apetece.







 

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Punto y Aparte


Muchos meses sin pasarme por aquí, muchas carreras sin crónica y pocas ganas de ponerme a escribir sobre ellas. No sé muy bien que ha pasado esta temporada, durante muchos meses me he esforzado día tras día con ilusión y ganas en cada entrenamiento, sacrificando muchas cosas y haciendo malabares para compaginar el trabajo con el volumen de entrenamiento que requiere preparar una prueba de larga distancia. Al contrario que el resto de temporadas este año he tenido ganas de entrenar y en cambio no de competir.

Cada carrera en la que he participado esta temporada ha ido quitándome un poquito de la  ilusión con la que empecé a entrenar en noviembre hasta que llegue al Triathlon de Vitoria con el saco vacío. Puede que este año la suerte no me haya acompañado y que mi cabeza me haya jugado malas pasadas ya que cuanto más te esfuerzas más quieres ver en el momento de la verdad y cuando las cosas no salen como esperas o como quieres es cuando te empiezas a plantear si tanto esfuerzo merece la pena y este pensamiento se me ha pasado este año por la cabeza en cada competición, no dejándome sacar lo mejor de mi.



Muchos me habéis preguntado que me pasó en Vitoria y no tengo respuesta, no me pasó nada, simplemente no estaba disfrutando con lo que estaba haciendo, estaba pasando un mal rato y sin ganas, ilusión,  motivación y con pensamientos negativos rondándote la cabeza es imposible afrontar un ironman por lo que decidí irme a casa en vez de bajarme a correr, no sé si me arrepiento o no de la decisión que tome pero en ese momento no tenía fuerzas para seguir.


Después de esta retirada he pensado mucho, he cambiado mucho de idea, he dado vueltas a todo y lo que he sacado en claro es que tengo que volver a disfrutar de este deporte como lo hacía antes, cuando me daba igual con 17 años ir a nadar hasta las 11 de la noche, volverme en bici a casa y levantarme a las 7 de la mañana al día siguiente, cosa que a día de hoy ni me plantearía hacer porque me falta la ilusión y las ganas que tenía entonces.

Este deporte me ha dado muchas cosas, he crecido con él y me ha llenado más que ninguna otra cosa por eso quiero volver a sentir eso y volver a pasármelo bien compitiendo, sin que me importe el resultado, sin sentirme mal cada vez que me salto un entrenamiento o los ritmos no salen como tienen que salir.

Esto no es una despedida ni mucho menos, no sé que haré la temporada que viene pero ahora solo quiero ir disfrutando del camino y seguro que así los resultados terminarán llegando, yo nunca me rindo ;)